¿Quieres trabajar en Private Equity?

Te ayudamos a preparar tu entrevista de trabajo

Prepara tu entrevista para Private Equity

Antes de enviar solicitudes y curriculums a granel, conviene informarse y conocer lo mejor posible el sector por el que nos interesamos. Debemos estar seguros de qué es el sector, para saber si realmente queremos enfocar nuestra carrera profesional en el sector Private Equity.

¿Qué es lo que debes saber sobre Private Equity?

A grandes rasgos, un Private Equity es una gestora que gestiona los fondos de sus inversores. Así, utilizan los fondos de los inversores para adquirir empresas y, tras un periodo que suele rondar los 3-5 años, las venden. La plusvalía obtenida (en su caso) con la compraventa será el retorno obtenido del Private Equity, que distribuirán proporcionalmente entre sus inversores.

La rentabilidad en las transacciones de Private Equity se consigue gracias a:

Vender la empresa a un precio más elevado del que se compró: para ello, durante los años que el Private Equity tiene la empresa en cartera, se dedica a hacerla más competitiva, eliminar costes duplicados, expandirse, adquirir competidores, etc. En definitiva, el Private Equity mejora la empresa para poder venderla a un precio más alto

Financiar la adquisición con deuda: imaginemos que el valor de la empresa es €100m (EBITDA de €10m a un múltiplo de adquisición de 10x). El Private Equity pondrá de su bolsillo €40m y los €60m restantes los pedirá a un agente financiador (normalmente un Banco).

Durante el tiempo que tenga la empresa en cartera, la empresa irá repagando los €60m de deuda. Imaginemos que en el año 5, la empresa ya tiene un EBITDA de €15m y el Private Equity decide vender la empresa.

Suponiendo el mismo múltiplo de venta (10x), la transacción sería:
Precio de venta: múltiplo de venta (10x) * EBITDA (€15m) = €150m
Deuda neta: Asumimos que cada año, la empresa ha repagado un 10% de los 60m. En el año 5, la deuda será de €30m. Esta deuda tendrá que “devolverla” el Private Equity

¿Cuánto se lleva el Private Equity con la operación de venta? €150m - €30m = €120m.
Si en el año 0 puso €40m y en el año 5 ha recibido €120m, su plusvalía es de €80m (TIR del 25%)

Evidentemente, este es un ejemplo muy sencillo y la práctica tiene muchas más complejidades. Precisamente son estas complejidades las que hacen que el mundo del Private Equity sea dinámico y no haya dos operaciones iguales.


Contrariamente a lo que ocurre con las Consultoras, Bancos de Inversión o Auditoras, existen muchos tipos de Private Equities. Existen algunos especializados en ciertos sectores (infraestructuras, Bancos y aseguradoras, consumo, etc.), otros especializados algún tipo específico de deuda, otros que gestionan carteras de créditos impagados de los Bancos, y así un gran número de posibilidades.

La gran mayoría de ellos tienen sus oficinas centrales en Londres o Nueva York y algunos tienen pequeñas oficinas regionales por todo el mundo. Por centrarnos en España, podemos diferencias dos tipos de Private Equities:

Internacionales: Advent, CVC, Bridgepoint, Cinven, Permira, 3i, PAI Partners, etc.

Nacionales: Portobello, Proa, Miura, Magnum, Nazca, Torreal, etc.

La diferencia entre unos y otros radica en el tamaño del fondo. Mientras que los internacionales suelen gestionar fondos millonarios (o billonarios), los Private Equities españoles suelen estar en un rango entre los €150m-€450m. La actividad que realizan ambos es la misma con la salvedad que unos invertirán en empresas de mayor tamaño que otros.


Los puestos de analista o asociado en Private Equity están muy cotizados por las siguientes razones:

• Hay muchas menos plazas que en otros sectores. Normalmente, los Private Equities tienen estructuras de personal muy reducidas, especialmente en sus oficinas regionales

• El trabajo es muy interesante y gratificante. En consecuencia, los candidatos mejor preparados suelen perfilar su candidatura para las plazas

• La carrera profesional suele ser muy rápida

Aparte de todo ello, los Private Equities suelen exigir varios años de experiencia previa para poder aspirar un puesto. Es muy raro que un Analista/Asociado de un Private Equity venga directamente de la Universidad o con apenas 1 año de experiencia laboral. Si bien la experiencia previa que más se suele valorar es aquéllos candidatos que han trabajado 3-5 años en Banca de Inversión o Consultoría Estratégica, se pueden observar perfiles de lo más variado.


Desgraciadamente, por lo general los puestos para Private Equity no son transparentes y abiertos como en otros sectores. Los Private Equities suelen contratar a un Head Hunter especializado para que le busque los mejores candidatos. Puesto que suelen ser procesos de selección muy confidenciales, los Head Hunters llaman a un número limitado de candidatos y, en muchas ocasiones, no dicen de qué Private Equity se trata hasta que no has superado una entrevista inicial con ellos. Una muestra más de la complejidad y exclusividad de los puestos en Private Equity…


Generalmente, los Private Equities buscan candidatos con experiencia previa entre 3 y 5 años en Banca de Inversión o Consultoría Estratégica. Buscan candidatos que hayan tenido contacto con el mundo del Private Equity desde el lado asesor, de manera que conocen bien las operaciones y las dinámicas del mercado.

No obstante, se pueden ver casos de perfiles distintos que terminan en un Private Equity. Son personas que por diferentes motivos han llegado a tener una entrevista y han destacado por encima del resto por tener alguna característica diferencial.


Los Private Equities (especialmente sus oficinas regionales) tienen estructuras de personal muy reducidas. Normalmente tienen 1 ó 2 analistas, 1 ó 2 directores de inversión y 1 ó 2 socios. Al contrario que ocurre en el resto de sectores que estamos analizando, en los Private Equities la rotación no es tan alta y suele existir más vocación de pertenencia y de hacer carrera en un mismo sitio.

Así, es muy frecuente encontrar personas que, tras unos años en Banca de Inversión o Consultoría, entraron en un Private Equity y desarrollaron su carrera entera ahí.


Contrariamente a lo que piensan muchas personas, la vida en un Private Equity es muy parecida a la de Banca de Inversión. El tipo de trabajo es muy parecido y, en momentos puntuales (normalmente relacionados con el cierre de una operación), hay largas jornadas de trabajo.

La vida en un Private Equity necesariamente se tiene que dividir en dos momentos:

Épocas de revisión de oportunidades: la mayor parte del tiempo los Private Equities están revisando las oportunidades de inversión que ofrece el mercado. Durante esta época, tienes reuniones con asesores que te plantean oportunidades, pero también hay una importante labor de búsqueda de oportunidades por ti mismo. Generalmente tienes una o dos inversiones que estás mirando con mayor profundidad y otras dos o tres que tienes en tu “pipeline” pendientes de revisar. Son épocas más tranquilas, en las que aprendes de muchos sectores y en el que hay que tener mucho criterio para no desaprovechar ninguna buena oportunidad.

Ejecución: cuando el Private Equity se decide por una oportunidad, comenzará el proceso de ejecución. El proceso de compra de una empresa es muy laborioso, conlleva mucho análisis, muchas personas involucradas y, sobre todo, una gran capacidad para manejar las situaciones de tensión. Si bien es la parte más interesante del trabajo del Private Equity, requiere 100% de dedicación y gran atención a los detalles. El trabajo del analista consistirá en elaborar un modelo muy detallado que se configura con toda la información recibida por los asesores, las reuniones con la propia empresa y tu propio análisis. Asimismo, tendrá que coordinar a los asesores, asegurándose que realizan el trabajo tal y como lo necesitan y responden a todas las dudas que plantea la operación. Finalmente, lo más importante que conlleva la operación es preparar el Comité de Inversión. Todos los Private Equities tienen uno (o varios) Comités de Inversión en los que analizarán la inversión y valorarán los riesgos que conlleva. Este Comité será el encargado de validar la operación y dar luz verde al desembolso de dinero que se pretende realizar.


Otros sectores que te pueden interesar