¿Quieres trabajar en Banca de Inversión?

Te ayudamos a preparar tu entrevista de trabajo

Prepara tu entrevista para Banca de Inversión

Antes de enviar solicitudes y curriculums a granel, conviene informarse y conocer lo mejor posible el sector por el que nos interesamos. Debemos estar seguros de qué es el sector, para saber si realmente queremos enfocar nuestra carrera profesional en el sector Banca de Inversión.

¿Qué es lo que debes saber sobre Banca de Inversión?

Banca de Inversión hace referencia al asesoramiento financiero prestado a empresas o fondos de Private Equity. A grandes rasgos, sus funciones se podrían clasificar en:

Operaciones de compra (buy-side): Una empresa o un fondo de Private Equity contrata a un Banco de Inversión para que le asesore de cara a la adquisición de una Compañía. El papel del Banco será valorar la empresa objetivo de cara a dar una recomendación del precio que tendrá que pagar por ella. Asimismo, el Banco le presentará las distintas alternativas de financiación y le asesorará para que elija la que mejor se adapte a su estructura financiera

Operaciones de venta (sell-side): Una empresa o un fondo de Private Equity contrata a un Banco de Inversión para que busque potenciales compradores de su empresa. El Banco se encargará de comenzar un proceso de venta en el que contactará a compradores potenciales y será el nexo entre comprador y vendedor

Búsqueda de financiación: Una empresa contrata a un Banco de Inversión para llevar a cabo una operación de financiación. El Banco se encargará de recomendar a su cliente la alternativa de financiación que más le convenga y ejecutar el proceso. Dentro de las alternativas destacan: salida a Bolsa, ampliaciones de capital y emisión de bonos


Uno de los grandes reclamos de trabajar en Banca de Inversión es las salidas profesionales que ofrece. Gracias al duro trabajo que exige, los procesos de selección tan competitivos y la enorme curva de aprendizaje, los Head Hunters siguen muy de cerca a los analistas y asociados de Banca de Inversión.
La salida profesional más habitual tras trabajar entre 3 y 5 años en un Banco de Inversión es un fondo de Private Equity, dónde el analista o asociado pasará a ser el cliente en vez de el asesor (ver sección de Private Equity).

Otra alternativa muy frecuente es cambiar a otro Banco de Inversión o boutique de M&A, dónde podrá aplicar todo el conocimiento adquirido en un entorno algo distinto y, generalmente, dando un salto de categoría profesional.

Existen otras alternativas, aunque menos frecuentes, que también están al alcance de un analista o asociado. Cambiarse a una empresa privada es una posibilidad, donde generalmente, el ritmo de trabajo será menor con un estilo de vida más tranquilo.


Dentro del amplio sector de Banca de Inversión, existen 3 posibilidades:

Banco de Inversión: son grandes instituciones financieras que cuentan con Banca Comercial y Banca de Inversión. La principal diferencia respecto al resto es que tienen la capacidad de prestar financiación a sus clientes. Suelen tener los mandatos más grandes de empresas cotizadas. La matriz suele estar en Londres o Nueva York y tienen oficinas regionales por el resto del mundo:
Se puede dividir en:
Bancos americanos: Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley, Merril Lynch, Citigroup
Resto de Bancos: UBS, Deutsche Bank, Barclays, Nomura, Société Générale, etc.

Boutiques de M&A: son asesores con un foco local que no pueden prestar financiación a sus clientes. Suelen tener un tamaño más pequeño y encargarse de operaciones a nivel nacional. Se podría dividir en:
Internacionales: Rothschild, Lazard, Mediobanca, etc.
Nacionales: Montalbán Atlas Capital, GBS Finanzas, Arcano, AZ Capital, 360 Corporate, etc.

Big Four: las multinacionales denominadas Big Four (PwC, Deloitte, E&Y y KPMG) también tienen sus departamentos de M&A. Suelen tener mandatos más pequeños que, en ocasiones, vienen derivados de un mandato de Due Diligence Comercial o Financiero.


Existen varias formas de conseguir un puesto de analista en Banca de Inversión:
Summer Internship: es la forma más habitual de conseguir un puesto en un Banco de Inversión internacional. En el penúltimo año de carrera, el candidato realiza unas prácticas de verano de 6-8 semanas y, al finalizarlas, le comunican si le hacen oferta para comenzar a trabajar cuando termine la carrera. Es el método más utilizado en los Bancos de Inversión en Londres

Full-Time Analyst: también existe la posibilidad de entrar directamente como analista, sin tener que hacer prácticas. Este formato es más habitual en las oficinas regionales de los Bancos de Inversión y en las boutiques de M&A

Off-Cycle Analyst: es una modalidad muy habitual en las oficinas regionales de los Bancos de Inversión y en las boutiques de M&A. El sistema es el mismo que el de Summer Internship pero con la diferencia que tiene lugar en cualquier momento del año, en función de las necesidades de cada momento. Según la oferta, puede implicar trabajar unos meses de prácticas e incorporarse como analista a continuación.


No existe un perfil ideal que busquen los recruiters para llamar a un candidato para entrevistas. De hecho, en el sector de Banca de Inversión se pueden encontrar todo tipo de perfiles: Economía, Ingenieros, Filosofía, Historia del Arte. La formación universitaria o escolar no es lo más importante. Lo que realmente buscan es personas con gran disposición para trabajar en el sector, las ideas muy claras y un Curriculum que demuestre ganas de aprender e inquietud.

Los principales elementos en los que se va a fijar un recruiter son:

Prácticas: haber realizado anteriormente prácticas en el sector de Banca de Inversión sin duda ayuda mucho, si bien no es requisito imprescindible. Si no has realizado prácticas nunca o han sido en otro sector, tendrás que estar preparado porque te lo van a preguntar en la entrevista.
Expediente académico: al contrario que ocurre en otros sectores, es importante pero no es imprescindible que sea brillante. El expediente actuará como un check para el recruiter que confirme que el candidato ha obtenido resultados aceptables. Nuevamente, en caso de que tu expediente no sea bueno, tendrás que tener preparada la respuesta porque te preguntarán sobre ello

Idiomas: Es un requisito fundamental tener un dominio absoluto del inglés, puesto que todo el trabajo en el sector se realiza en este idioma. Aún para un puesto en una oficina regional española, lo habitual es que parte de la entrevista la hagan en inglés (a veces toda la entrevista es en inglés)


Todos los Bancos de Inversión te pedirán que adjuntes tu Curriculum en inglés y una Carta de Presentación. Es muy importante tener estos documentos preparados antes de empezar con las aplicaciones:

Curriculum: hay que tener en cuenta que la persona encargada de leer tu CV es alguien acostumbrado a leer cientos de CVs en un día. En consecuencia, hay ciertos elementos que van a querer saber con un simple vistazo: estudios universitarios, prácticas profesionales, idiomas y, muy importante, fecha en la que el candidato estará disponible para empezar a trabajar.
Es muy importante que tu CV tenga un formato agradable para la vista, limpio y claro. Puedes tener un contenido brillante pero si el formato no es agradable, el recruiter va a estar muy reacio a concederle una entrevista ya que demuestra desinterés y poco atención al detalle.


La entrevista de trabajo es la asignatura más importante de la carrera y debe ser tratada como tal. La competitividad en Banca de Inversión es muy alta, los mejores estudiantes aspirar a obtener un puesto y los recruiters son plenamente consciente de ello. Por ello, es muy importante tomárselas en serio y seguir los siguientes pasos:

Búsqueda de información: en primer lugar, debes tener muy claro las 3 posibilidades que ofrece el sector (Bancos de Inversión, Boutiques de M&A y Big Four). Luego, crea una lista con todos las firmas que hayas encontrado y comienza a informarte sobre todas ellas. Antes de aplicar, tienes que ser plenamente consciente de lo que estás haciendo.

Aplicaciones: una vez tengas claro dónde vas a aplicar, debes dedicarle tiempo suficiente a cada Banco. Antes de empezar las aplicaciones, debes saber que todas te van a pedir los siguientes documentos: (i) Curriculum en inglés; (ii) Carta de presentación y; (iii) Expediente académico. El Curriculum y el expediente es el mismo para todas las aplicaciones, pero la Carta de presentación debe ser a medida para cada Banco. Una vez tengas los documentos preparados, puedes comenzar las aplicaciones.
Todas las webs de los Bancos de Inversión tienen un apartado denominado “Careers”. En él aparecerán las posiciones vacantes y los plazos para aplicar.
A la hora de hacer las aplicaciones debes tener en cuenta varias cosas:
Las aplicaciones para Banca de Inversión son largas y pesadas, pero debes tener mucha paciencia y completar la información requerida con mucho detenimiento. Recuerda que el “atention to detail” es fundamental en este sector
Todo lo que escribas te lo pueden preguntar en la entrevista, sé sincero y realista.

La entrevista: en cualquier momento desde que realices la aplicación, te pueden llamar para una entrevista personal. Las entrevistas suelen seguir el siguiente formato:
1ª ronda: entrevista con analista/asociado - Es la entrevista más técnica y en la que tendrás que demostrar que has estudiado mucho para prepararla. Te harán preguntas relacionadas con el sector de Banca de Inversión, pero también es posible que te hagan brainteasers y preguntas de agilidad mental y matemática (ver sección).

2ª ronda: entrevista con Vice-Presidente - Su labor es hacer hincapié en aquéllos puntos débiles que el analista/asociado hayan detectado, tanto técnicos como motivacionales. Por ello, es muy importante que tras la 1ª ronda, revises todas las preguntas que te hicieron y estés seguro que lo entiendes bien. Aquéllas que no supiste contestar, debes estudiarlas mejor porque lo más seguro es que te las vuelvan a preguntar. Es una entrevista que mezclará aspectos técnicos con motivacionales

3ª ronda: entrevista con Executive Director - A esta ronda sólo llegarán los mejores, aquéllos que tienen posibilidad real de recibir una oferta. El Director asume que has pasado el examen técnico y buscará tu motivación, tu conocimiento del sector de Banca de Inversión, tu conocimiento sobre la firma y lo que puedes aportar dentro de ella. Esta entrevista no se puede preparar, simplemente tendrás que demostrar que eres la persona adecuada.

4ª ronda: entrevista con Managing Director: a esta entrevista sólo llegarán 2 ó 3 candidatos. El Managing Director hará preguntas muy generales para ver cómo piensas y las ganas que tienes de entrar en la firma. Si consigues manejar los nervios, seguramente sea la entrevista más fácil y la que menos hay que preparar. Lo importante es tener un conocimiento muy alto de la firma, sus últimas operaciones y cuál sería tu rol dentro de la firma. Es una entrevista en la que el feeling de cada uno se hace imprescindible. Recuerda que es una entrevista a dos bandas (tú también les estás entrevistando a ellos!).


Cada Banco de Inversión tiene su propia política. Aquí expondremos lo más habitual

Prácticas (3-6 meses): El primer paso es llegar a conseguir una oferta de analista tras unos meses de prácticas. Durante el periodo de prácticas, el candidato ha tenido que demostrar su capacidad para aprender rápidamente, manejar la presión y tensión habitual del trabajo y cometer los menos fallos posibles. Seguramente sea el periodo más duro pues el candidato tiene que trabajar duro para aprender muy rápido y acabar las prácticas trabajando como un analista.

Analista (3-4 años): durante estos años la curva de aprendizaje es incomparable a ningún otro sector. El analista (con la ayuda del asociado) será el encargado de gestionar todo lo referente a un mandato o pitch: modelo financiero, presentación, reuniones, coordinación entre asesores, coordinación entre compradores, etc. Aunque suele requerir mucho trabajo, la recompensa moral suele ser muy alta.

Asociado (3-4 años): supervisa el trabajo del analista y tiene la responsabilidad en la elaboración del modelo financiero. El asociado es el encargado de que todos los números sean correctos y será la persona a la que todo el mundo preguntará sus dudas. Asimismo, el asociado tiene que estar seguro que el analista hace bien su trabajo y tendrá que estar encima de él para evitar fallos.

Vice-presidente (3-4 años): encargado de manejar los equipos en cada operación. Los Directores dan instrucciones al Vice-presidente y éste se encarga de la organización del trabajo con los analistas/asociados. Asimismo, será el encargado (junto con el asociado) de mantener la relación de trabajo con el cliente.

Executive Director: Será la mano derecha del Managing Director, encargado de originar nuevas operaciones así como mantener el día a día con los altos ejecutivos de las empresas. Acompañará al Managing Director en sus reuniones y será el encargado de estar al día de las operaciones.

Managing Director: Es la máxima categoría dentro de la Banca de Inversión. Su misión es conseguir nuevos clientes y mandatos. Una vez lo consiga, será el Executive Director el que se encargue de hacer el seguimiento y trabajo. Suelen ser personas con una amplia red de contactos, grandes habilidades comerciales y mucha experiencia en el sector.


En Europa, la mayoría de Bancos de Inversión tienen su sede central en Londres. Allí se encuentra el grueso del equipo y los altos ejecutivos de la firma. En Londres, los equipos están distribuidos por departamentos especializados. Así, estará el equipo de Telecomunicaciones, Recursos Naturales, Consumo, Transporte, etc. Estos equipos tienen una doble función:

(i) trabajar en las operaciones que les hayan encargado sus Managing Directors de Londres y;

(ii) servir de apoyo a las oficinas regionales de Europa.

En las oficinas regionales no existen departamentos, de manera que todo el equipo se dedica a M&A general y pedirá apoyo al equipo especializado de Londres cuando lo necesite para un sector en especial.


“No hay dos días iguales en Banca de Inversión”

Al contrario que otros sectores, un analista de Banca de Inversión va a estar a la vez trabajando en varios proyectos. Esto requiere habilidades por encima de la media para manejar varias tareas. Normalmente, el analista va a estar trabajando al mismo tiempo es una ejecución, otra ejecución empezando/acabando y un pitch.

Mañana: La ejecución va a ser siempre la prioridad, por lo que tendrás que leer detenidamente los emails que hayan enviado por la noche y resolver los temas que surjan. Pueden surgir temas relacionados con: un cliente pudiendo un análisis específico, los asesores de las partes pidiendo mayor información, analizar alguna noticia filtrada sobre tu operación, etc. A primera hora de la mañana te sentarás con el equipo para analizar los primeros pasos y distribuir las tareas.

Una vez hayas acabado con los temas urgentes, todo Analista de Banca de Inversión debe dedicar un tiempo a leer la prensa diaria, puesto que todas las operaciones en las que se trabaja suelen tener impacto en las noticias económica diarias. Asimismo, momento para relajarse un poco, hablar con el resto de compañeros y respirar un poco.
Vueltos al trabajo, el analista se enfocará en su ejecución incipiente. Esto implica iniciar contactos con inversores potenciales, empezar a redactor un Information Memorandum, reuniones iniciales con el cliente, gran entendimiento del sector y empezar a hacer el modelo financiero.

Comida: normalmente la hora de la comida depende de tu disponibilidad en ese momento. Una vez estés seguro que no tienes nada urgente, es el momento para relajarse, reírse y hablar de cualquier cosa no relacionada con el trabajo.

Tarde: si las ejecuciones no requieren mayor tiempo, estarás ocupado con el pitch. Los pitches te ayudan a adquirir gran conocimiento sobre un sector nuevo, modelar análisis financieros distintos y hacer brainstorming sobre potenciales inversores u oportunidades para la Compañía. Una vez terminéis el pitch, normalmente acudirás a la reunión con el cliente y escucharás de primera mano su visión. En el mejor escenario, el pitch termina con una ejecución.

Noche: el sector de Banca de Inversión es conocido por largas horas de trabajo y noches en vela. Sin embargo, no todos los días requieren que te quedes hasta tarde en la oficina, solamente cuando alguno de los proyectos descritos anteriormente te ha consumido mucho tiempo. La perfección del trabajo, las entregas urgentes, la modelización de distintos escenarios, normalmente conlleva mucho tiempo de trabajo y dedicación.

En general, ser analista en Banca de Inversión es extremadamente motivante y tiene una curva de aprendizaje que no tendrás en ningún otro sector. Tendrás exposición a las Compañías y Private Equities más grandes del mundo, analizarás impactos financieros de operaciones de M&A y adquirirás gran experiencia en el mundo financiero.


Otros sectores que te pueden interesar